III Jornadas de Contenidos Audiovisuales en Red C@r

del 27 al 28 de septiembre de 2012

III Jornadas de Contenidos Audiovisuales en Red C@r

Vivimos momentos de grandes cambios en el medio audiovisual y multimedia. Los antiguos soportes como la cinta y el magnetoscopio están siendo ampliamente sustituidos por otros soportes digitales con mucha mayor flexibilidad de uso y menores costes de manipulación. Estos nuevos formatos facilitan enormemente la integración de lo que se viene a llamar metadata, o información asociada que permite entre otras muchas cosas su intercambio, catalogación y documentación, descripción, difusión, etc.

Pero en este ambiente de cambio, nos encontramos con varios retos que alcanzar, tales como una mínima estandarización de:

  • Formatos (los tipos de codecs de audio y video son innumerables)

  • Metadata usada (para facilitar intercambios posteriores)

  • Sistemas degestión de contenidos (los llamados MAM) y sus flujos de trabajo.

Asimismo, cada día crecen las diferentes formas de difusión a que se puede optar para hacer llegar los contenidos a todo el público objetivo. Al mismo tiempo que Internet se está desarrollando a pasos agigantados (de la mano de la ampliación del ancho de banda), están surgiendo otros sistemas de difusión cada vez más universalizados como los dispositivos móviles (smartphones y tablets sobre todo) que se están convirtiendo en los principales vehículos de distribución.

Es por tanto fundamental lograr una sinergia que permita la generación de diferentes formatos simultáneamente, que sirvan para la difusión de loscontenidos en todas las posibles plataformas. Es decir una gestión de contenidos enfocada a su difusión multiplataforma.

Un tercer punto importante atener en cuenta: esa adaptación no es sólo técnica, sino también de contenidos: El lenguaje audiovisual está cambiando porque el consumo de productos audiovisuales se hace de manera muy diferente. Los formatos tradicionales a veces no son enteramente compatibles con las plataformas en que se están consumiendo. Es por tanto también necesaria una adaptación de la forma de narrar a las nuevas tecnologías. Y a la vez conseguir una compatibilidad con las “antiguas” de manera que un mismo producto pueda ser fácilmente adaptable acualquiera de las plataformas.

Finalmente, los complicados momentos que vivimos requieren soluciones innovadoras, que aporten valor tanto a la difusión de las aportaciones que hacen las universidades a la sociedad; como a la contribución de los medios audiovisuales a mejorar los sistemas de formación y capacitación tan necesarios para la transformación del modelo productivo. Esta tarea y este reto, además de soluciones innovadoras, requiere que seamos capaces de aunar esfuerzos y profundizar en experiencias de coproducción e intercambio de contenidos, que mejoren los retornos que obtienen las universidades de sus servicios de producción audiovisuales.